Categorías

¿CÓMO CUIDAR LA SALUD DENTAL DE LOS MÁS PEQUES DE LA CASA?

23/05/2018· noticias

Una buena higiene bucal ayuda a los niños a mantener una buena salud a nivel general, no sólo dental. Las caries, infecciones u otro tipo de enfermedad oral pueden producir deficiencias en la nutrición, desarrollo del lenguaje, dolor y en muchas ocasiones problemas con su autoestima.


Por ello, en LDM Dental creemos que es de vital importancia inculcar unos buenos hábitos de higiene dental a nuestros hijos desde muy pequeños para que de esta manera puedan mantener sus dientes y  encías sanos durante todas las etapas de su vida.


¿CÓMO CONSEGUIRLO?


         De 0 a 24 meses

  • Debemos limpiar la boca y las encías con una gasa húmeda con agua tibia al menos  una vez al día.
  • Con la aparición de los primeros dientes añadiremos a la limpieza con gasa el uso de un cepillo suave por lo menos dos veces al día sin pasta dentífrica.
  • Evitaremos el abuso de la ingesta de bebidas azucaradas.

 

         A partir de los 2 años

  • Cepillarse los dientes al levantarse, después de comer y antes de ir a la cama pudiendo utilizar una pequeña cantidad de dentífrico y colutorio con la dosis de flúor adecuada a su edad. Hasta los cuatro años es importante la ayuda de los padres y su colaboración para que el niño asimile la rutina y adquiera buenos hábitos de higiene bucal. Recurrir al humor y al juego es una buena herramienta para conseguirlo.
  • A los 4 años, el niño ya debería ser capaz de cepillarse los dientes él solo, pero sigue siendo muy importante la colaboración de los padres a la hora de supervisar e incentivar la tarea.
  • Programar visitas periódicas al odontólogo (cada 6 meses). El dentista le realizará las revisiones correspondientes en relación con la salida y la caída de los dientes de leche y definitivos, o posibles problemas que hayan podido surgir, como pueden ser las caries.
  • Controlar la dieta del pequeño, evitando el consumo excesivo de azúcares. Si el niño ingiere este tipo de alimentos, es mejor hacerlo durante la comida y no entre comidas.