Categorías

LA PÉRDIDA DE UNO O VARIOS DIENTES ¿PUEDE SUPONER UN PROBLEMA PARA MI BOCA?

13/07/2018· noticias

Hoy en día es habitual encontrarnos con casos de pacientes en edad adulta que han perdido una o varias piezas, ya sea por haber sufrido algún traumatismo, por problemas de gingivitis o periodontitis, o a consecuencia de infecciones avanzadas que no pueden solucionarse con una obturación o una endodoncia.

En la mayoría de los casos los pacientes piensan que no pasa nada y que no supone ningún problema para ellos la falta de uno o varios dientes. Se habitúan estéticamente al huecos o huecos, para masticar se ayudan del resto de su dentadura y para hablar se van acostumbrando poco a poco.

Este es un pensamiento erróneo ya que si perdemos uno o varios dientes y éstos no se sustituyen con relativa rapidez, se pueden producir muchos problemas en nuestra boca, como por ejemplo:

  •     Problemas masticatorios

Debido a la carencia de uno o varios dientes el paciente debe adaptarse a la hora de triturar los alimentos y para ello suplirá dicha carencia forzando el resto de los dientes y generando una sobrecarga y desgaste mayor en los mismos.

Además, los alimentos no son ingeridos correctamente porque no se ha llevado a cabo un proceso masticatorio adecuado y esto puede provocar problemas gastro-intestinales y digestivos.

  •     Problemas de fonación

La falta de algún diente o en el caso de los pacientes totalmente desdentados suelen presentar complicaciones a la hora de pronunciar correctamente algunos sonidos o fonemas, sobre todo los linguo-dentales y labio-dentales.

  •     Problemas en las encías

Los alimentos se depositan en el hueco o huecos y al masticar el apoyo y la fuerza la que realizamos se hace completamente la encía, y como consecuencia se produce un desgaste de la misma. Además, al tener un espacio vacío los dientes vecinos tienden a ocuparlo, desplazándose y provocando la aparición de nuevos espacios en los dientes y aumentando el riesgo de sufrir caries.

  •     Problemas estéticos

Puede afectar a la confianza y autoestima en uno/a mismo/a, ya que la falta de una pieza (especialmente cuando la falta de piezas dentales se produce en la zona de la sonrisa) afecta negativamente a nuestro aspecto físico; y más aún cuando, en el caso de que el hueso de la mandíbula se retraiga y se pierda masa ósea, cambia el aspecto general de la cara.

¿QUÉ HACER PARA SOLUCIONAR LA PÉRDIDA DE UNO O VARIOS DIENTES?

Hoy día los tratamientos que se pueden seguir para tratar la pérdida de dientes son muy variados y existen diferentes alternativas pudiendo optar por prótesis fijas o removibles, con las que no se diferenciará cuál es la pieza que no es real.

En LDM realizamos un estudio personalizado a cada paciente para poder ofrecerles las mejores alternativas, teniendo en cuenta su historia clínica y las necesidades propias de cada uno.